viernes, 31 de agosto de 2012

JOVENES Y ADICCIONES


Jóvenes y Adicciones; una problemática Social
¿Quienes pueden consumir?

Existen factores inconcientes que predomina en las conductas adictivas
Entre ella se puede destacar
Desequilibrio más o menos importante entre los impulsos y las defensas. Son personas que se caracterizan por su inestabilidad y una oscilación crítica entre un bienestar buscado y un malestar constante
Incapacidad del “yo” de la persona para postergar sus impulsos y ofrecer satisfacciones alternativa más adecuada a la realidad. Esto se relaciona con las llamadas debilidades “yoicas” que es propio de las personalidades infantiles.
Alteraciones y perturbaciones de la autoestima con intensa rabia y agresividad encubierta o manifiesta. Se caracteriza por sentimiento de odio hacia los otros y hacia sí mismo
Intensos sentimientos de culpa que se caracteriza por los sentimientos de odio hacia fuera y hacia sí mismo. Este sentimiento le provoca culpa por sentirlo.
Predomina el pensamiento o la lógica “narcisista” o lógica binaria del todo o nada. No toleran los matices, las alternativas, las esperas. Es ahora o nunca. Esa es la conducta que predomina

El Adolescente con problemas de Consumo
La adolescencia es la etapa más susceptible para el desarrollo de la conducta adictiva. Es el momento donde el sujeto debe elaborar muchos duelos o pérdidas. La pérdida de los padres infantiles, el cuerpo infantil, el rol de niño y comenzar a adquirir responsabilidades
La adolescencia es el periodo de resolución del proceso simbiótico. Es la segunda etapa de separación- individualización. Es la etapa de separación de la familia y del enfrentamiento con el mundo exterior. Para esto posee poco elementos de su identidad, puesto que lo que traía quedaron atrás en su vida infantil y ahora es el momento de construir su identidad. Si su “yo” es débil entonces será susceptible en adquirir conductas adictivas difícil de poder superar
Por otra parte, el adolescente comienza a consumir una sustancia psicoactiva por curiosidad. Pero en ese probar se encuentra en el vínculo con la droga un beneficio que se puede entender como un estado de bienestar, por cierto ficticio pero que el sujeto lo siente como tal. Luego cuando se comienza a consumir de forma reiterada lo que busca el adolescente es su identidad. Él siente que esta acción le da la sensación de encontrar su identidad. Por lo tanto, ahora es un adicto, es decir se viste de determinada manera, escucha determinada música o usa ciertos tatuajes, entre otras cosas
Esta identidad no es tal, pues es comprada, por la que se denomina “pseudoidentidad”. Al mismo tiempo el consumo frecuente va produciendo efectos en la personalidad. Éstos repercute en su entorno ya sea manifestando conductas agresivas hacia los demás como haciendo agresivo con Él mismo.

El Rol del Estado y la Sociedad Civil
A pesar de ser un problema sanitario, el Estado aborda la temática desde el Sistema Penal y con timidas campañas de prevención. Esto deja a la Sociedad muy indefensa frente a una enfermedad que se expande sin barreras. El vecino no cuenta con información seria para detectar el problema en su casa o para buscar una salida cuando las adicciones ya entraron.
El Estado a través del Sistema Penal ubica al enfermo junto a quien (enfermo o no) forma parte de la estructura de distribución de las sustancias. Esto lleva a un desaprovechamiento del recurso público, que en vez de volcarse a un abordaje sanitario judicializa y agudiza muchos de los daños que las adicciones producen en las personas. 
En estos momentos la via de acceso a un abordaje sistémico de las adicciones, ya sea como espacios de formación o terapéuticos queda en manos de la Sociedad Civil, que como fuerza instituyente establece redes informales de contención que trabajan el fenómeno con una nueva mirada.
Esta nueva mirada implica salir de la relacion sujeto - sustancia y a partir de ahi la posibilidad de encontrar una cura, que siempre llega de la mano de una nueva comprensión.
Estamos frente a un cambio de época en el abordaje de las adicciones que tiene como principal protagonista a la Comunidad Organizada, seguramente pronto se expresará el nuevo paradigma en el mundo de lo instituido
*Marcela Fernandez es Licenciada en Trabajo Social (UNC) especializada en Salud Mental. Profesional del Hospital Dr. Humberto Notti y Cooperativa "Cable a Tierra"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada